biblioteca ies guadarrama

Inicio » LECTURA DE LA SEMANA

LECTURA DE LA SEMANA

SEMANA DEL 16 AL 22 DE MARZO Y SEMANA DEL 23 AL 26 DE MARZO

Esta semana y lo que nos queda de la siguiente dedicamos la lectura al DÍA DEL AUTISMO.

 mleimbach

Marti Leimbach

Nació el 16 de julio de 1963

DANIEL NO HABLA

(…) pero no sabía qué tenía. Claro, Daniel parecía totalmente normal. Podría pensarse que un niño autista emite alguna señal de alarma para no quererle tanto como a un niño normal. Quizá no se te agarra tan fuerte ni te abraza, ni se ríe cuando le llevas a caballito o le montas en el columpio. Pero él hizo todas esas cosas. Yo era la cama elástica y la hamaca de Daniel; convirtió mi cadera en su asiento y abrió mi corazón con su risa. Tengo cientos de imágenes de Daniel deslizándose por el tobogán en el parque, pisando charcos con sus recién estrenadas botas de agua, montando en su tren de juguete, colocando las gafas en la cabeza de Mister Potato y bailando. El cambio fue paulatino; los síntomas traicioneros, al ir y venir. No le quieres menos porque no te hable. O porque no parezca apañarse con el nuevo garaje con sus relucientes que acabas de comprarle, o porque no muestre el mínimo interés por los juegos a los que intentas jugar con él. Porque no te deje tocarle la cabeza, ni hablemos ya de lavarle el pelo, o porque se pase todo el día llorando y no tengas la menor idea de por qué. No le quieres menos, solo piensas que estás fracasando. (…)

Ahora mismo, se inclina hacia la estantería de las galletas de chocolate, olfateando con la nariz, como haría un perro, para dar con las que quiere y luego pega la cara contra el paquete con los ojos abiertos, mira las enormes letras y se llena los pulmones con el aroma de las galletas de chocolate Mc Vitie´s. Esto parece proporcionarle un inmenso placer, un placer sensual mayor del que yo pueda entender. Incluso Emily le observa, absolutamente perpleja. Supongo que, al igual que yo, intenta descubrir por qué Daniel encuentra tan fascinante olfatear y mirar fijamente las galletas. Ahora coge el paquete en sus brazos y los sujeta como un niño sujeta un peluche. Luego coge otro paquete y lo mete debajo del otro brazo, cruzando las manos hacia dentro sobre el pecho y batiendo los codos hacia fuera como si fueran alas.


 

SEMANA DEL 8 DE MARZO AL 15 DE MARZO

Día de la mujer, 8 de marzo del 2015.

ÁNGELES CASO.

angeles caso

Gijón (1959)

Las olvidadas

“Los que insultan a las mujeres por envidia son hombres indignos que, habiendo conocido a muchas mujeres de mayor inteligencia y de más noble conducta que la suya, sienten hacia ellas amargura y rencor.”    CRISTINA  DE PISAN

Desprecios, insultos, vejaciones, amenazas… Como tantas otras mujeres que se atrevieron a rebelarse contra la situación de exclusión, silencio y dominio masculino a la que se veían sometidas, Cristina de Pisan atravesó a lo largo de su vida por momentos muy duros. Sin embargo, el sentido de las muchas injusticias que se cometían contra ella y contra el sexo femenino en general le dio fuerzas para convertirse en una mujer excepcional, que llegó a ocupar un lugar destacado en la historia: poeta, historiadora y tratadista de asuntos morales y políticos, fue la primera escritora que logró ganarse la vida con sus libros y una de las primeras en alzar fuertemente su voz a favor de sus congéneres y entregarse con valentía a su defensa.


 

SEMANA DEL 23 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO

Retrocedemos a la infancia porque hemos elegido uno de los escritores más famosos de cuentos infantiles:  WILHELM GRIMM que nació el 24 de febrero de 1786.

grimm

 

Nació el 24/02/1786 (Hanau, Alemania)

Falleció 16/12/1859 (Berlín, Alemania)

Los mensajeros de la muerte, de Cuentos para la infancia y el hogar

” Hace ya mucho tiempo, peregrinaba un gigante por la carretera, cuando, de pronto, le salió al paso un hombre desconocido y le gritó:
-¡Alto, ni un paso más!
-¿Cómo? -dijo el gigante-. ¿Quién eres tú para hablarme con tanto descaro, so enano? Como te agarre, te voy a triturar entre los dedos.
-Soy la muerte -contestó el otro-. A mí no me contradice nadie y tú seguirás también mis órdenes.
El gigante se negó y empezó a luchar con la muerte. Fue una lucha tremenda, y finalmente el gigante ganó la partida: le dio a la muerte tal puñetazo, que se desplomó junto a una piedra. El gigante siguió su camino y la muerte permaneció allí vencida, y estaba tan maltrecha y derrengada, que no podía enderezarse de nuevo.
-¿Qué saldrá de todo esto si me quedo tumbada en la esquina? -dijo-. No moriría nadie en el mundo y se llenaría de tantos hombres, que no cabrían uno al lado del otro.
Mientras tanto, llegó un joven por el camino cantando una canción y mirando de un lado a otro. Cuando vio al hombre medio desmayado, se aproximó y, compasivamente, lo levantó, le dio de su botella una bebida reconfortante y esperó hasta que hubo recuperado sus fuerzas.
-¿Sabes quién soy yo y a quién has puesto en pie?- dijo el extranjero mientras se levantaba.
-No -dijo el joven-, no te conozco.
-Yo soy la muerte: no perdono a nadie y no puedo hacer contigo excepción. Pero, para que veas que soy agradecida, te prometo que no caeré sobre ti de improviso, sino que te mandaré a mis mensajeros antes de venir a buscarte.
-Bien -dijo el joven-, siempre es algo positivo saber cuándo llegas; mientras tanto estaré seguro de ti.
Luego siguió su camino, alegre y de buen humor, y vivió al día. Pero la juventud y la alegría no duraron mucho tiempo: pronto llegaron las enfermedades y los dolores, que lo atormentaban durante el día y no lo dejaban en paz durante la noche.
“No moriré -se dijo a sí mismo-, pues la muerte mandará en primer lugar a sus mensajeros, pero me gustaría que pasaran los malos días de la enfermedad.”
En cuanto se sintió sano, empezó a vivir gozosamente. Un día, alguien lo tocó en el hombro y, al darse la vuelta, vio que la muerte estaba tras él, diciéndole:
-Sígueme: te ha llegado la hora de despedirte del mundo.
-¿Cómo? -contestó el hombre-. ¿Quieres faltar a tu palabra? ¿No me habías prometido que antes de que vinieras enviarías a tus mensajeros? Yo no he visto a ninguno
-Calla -dijo la muerte-. ¿No te he enviado un emisario tras otro? ¿No vino la fiebre, se apoderó de tí, te sacudió y te derrumbó? ¿No se apoderó de ti el mareo de tu cabeza? ¿No están tus miembros presos de la gota? ¿No sientes ruidos en los oidos? ¿No te roe el dolor de muelas en las mejillas? ¿No ves oscuridad ante tus ojos? Y, sobre todo, mi hermano en carne mortal, el sueño, ¿no te ha recordado a mí? ¿No has estado de noche como muerto?
El hombre no supo que contestar, se entregó a su suerte y se fue con la muerte.  

El Poder de la Palabra
epdlp.com


 

SEMANA DEL 16 AL 22 DE FEBRERO

Para esta semana hemos elegido al escritor GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER que nació el 17 de febrero de 1836.

Gustavo Adolfo Bécquer

Nació el 17/02/1836

Falleció el 22/12/1870

Olas gigantes, que os rompéis bramando, de Rimas

Olas gigantes, que os rompéis bramando,
en las playas desiertas y remotas:
envuelto entre las sábanas de espumas,
¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán, que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas:
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!

Nubes de tempestad, que rompe el rayo,
y en fuego ornáis las desprendidas orlas :
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria…
¡Por piedad!… ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas! “

El Poder de la Palabra
epdlp.com


SEMANA DEL 9 AL 15 DE FEBRERO

Nuestra lectura de esta semana está dedicada a MARIANO JOSÉ DE LARRA que falleció el 12 de febrero de 1837.

Mariano_Jos_de_Larra

 

Nació el 24/03/1809 (Madrid)

Falleció el 12/02/1837 (Madrid)

 

El doncel de Don Enrique el Doliente (fragmento)

” Nada más común en aquel tiempo que estas combinaciones de piedras y ese lenguaje amoroso de jeroglíficos en motes, colores, empresas y lazadas. Un platero de Burgos había engarzado artísticamente, a ruego de Macías, en un mismo anillo aquellas seis piedras, cuya traducción había acertado tan singularmente Elvira por un presentimiento sin duda de su corazón. Había perdido la significación de una piedra, cosa nada extraña, no hallándose ella muy adelantada en el arte del lapidario; pero en cambio había entendido la equivocación del platero, que había significado la v con la b, inicial de brillante; ni el quid pro quo del platero ni el acierto de Elvira tenían nada de particular en un tiempo en que no sabían ortografía ni los plateros ni los amantes. El número, sin embargo, de las piedras, y la colocación de las conocidas, no dejaba la menor oscuridad acerca de la intención del que había mandado hacer la sortija.  

El poder de la palabra. (epdlp.com)


 

SEMANA DEL 2 AL 8 DE FEBRERO

Esta semana nuestro escritor elegido es RAMÓN J. SÉNDER que nació el 3 de febrero de 1902.

ramon j sender

Nació el 3 de febrero de 1902 (Chalamera de Cinca, Huesca)

Falleció el 16 de enero de 1982 (San Diego, California)

Réquiem por un campesino español (fragmento)

” Recordaba Mosén Millán el día que bautizó a Paco en aquella misma iglesia. La mañana del bautizo se presentó fría y dorada, una de esas mañanitas en que la grava del río que habían puesto en la plaza durante el Corpus, crujía de frío bajo los pies. Iba el niño en brazos de la madrina, envuelto en ricas mantillas, y cubierto por un manto de raso blanco, bordado en sedas blancas, también. Los lujos de los campesinos son para los actos sacramentales. Cuando el bautizo entraba en la iglesia, las campanitas menores tocaban alegremente. Se podía saber si el que iban a bautizar era niño o niña. Si era niño, las campanas -una en un tono más alto que otra- decían: no és nena, que és nen; no és nena, que és nen. Si era niña cambiaban un poco, y decían: no és nen, que és nena; no és nen, que és nena. La aldea estaba cerca de la raya de Lérida, y los campesinos usaban a veces palabras catalanas. Al llegar el bautizo se oyó en la plaza vocerío de niños, como siempre. El padrino llevaba una bolsa de papel de la que sacaba puñados de peladillas y caramelos. Sabía que, de no hacerlo, los chicos recibirían al bautizo gritando a coro frases desairadas para el recién nacido, aludiendo a sus pañales y a si estaban secos o mojados. Se oían rebotar las peladillas contra las puertas y las ventanas y a veces contra las cabezas de los mismos chicos, quienes no perdían el tiempo en lamentaciones. En la torre las campanitas menores seguían tocando: no és nena, que és nen, y los campesinos entraban en la iglesia, donde esperaba Mosén Millán ya revestido. Recordaba el cura aquel acto entre centenares de otros porque había sido el bautizo de Paco el del Molino. Había varias personas enlutadas y graves. Las mujeres con mantilla o mantón negro. Los hombres con camisa almidonada. En la capilla bautismal la pila sugería misterios antiguos.  

El Poder de la Palabra (epdlp.com)


SEMANA DEL 26 AL 1 DE FEBRERO

Esta semana elegimos al escritor VICENTE BLASCO IBÁÑEZ porque curiosamente en esta semana se celebran las efemérides de su nacimiento (29 de enero de 1867) y de su fallecimiento (28 de enero de 1928).

blasco

Cañas y barro (fragmento)

” El bosque parecía alejarse hacia el mar, dejando entre él y la Albufera una extensa llanura baja cubierta de vegetación bravía, rasgada a trechos por la tersa lámina de pequeñas lagunas. Era el llano de Sancha. Un rebaño de cabras, guardado por un muchacho, pastaba entre las malezas, y a su vista surgió en la memoria de los hijos de la Albufera la tradición que daba su nombre al llano. Los de tierra adentro que volvían a sus casas después de ganar los grandes jornales de la siega preguntaban quién era la tal Sancha que las mujeres nombraban con cierto terror, y los del lago contaban al forastero más próximo la sencilla leyenda que todos aprendían desde pequeños. Un pastorcillo como el que ahora caminaba por la orilla apacentaba en otros tiempos sus cabras en el mismo llano. Pero esto era muchos años antes, ¡muchos!…; tantos, que ninguno de los viejos que aún vivían en la Albufera conoció al pastor: ni el mismo Tío Paloma. El muchacho vivía como un salvaje en la soledad, y los barqueros que pescaban en el lago le oían gritar desde muy lejos en las mañanas de calma: -¡Sancha! ¡Sancha!… Sancha era una serpiente pequeña, la única amiga que le acompañaba. El mal bicho acudía a los gritos, y el pastor, ordeñando sus mejores cabras, le ofrecía un cuenco de leche. Después, en las horas de sol, el muchacho se fabricaba un caramillo cortando cañas en los carrizales y soplaba dulcemente, teniendo a sus pies al reptil, que enderezaba parte de su cuerpo y lo contraía como si quisiera danzar al compás de los suaves silbidos. Otras veces, el pastor se entretenía deshaciendo los anillos de Sancha, extendiéndola en línea recta sobre la arena, regocijándose al ver con qué nervioso impulso volvía a enroscarse. Cuando, cansado de estos juegos, llevaba su rebaño al otro extremo de la gran llanura, seguíale la serpiente como un gozquecillo, o enroscándose a sus piernas le llegaba hasta el cuello, permaneciendo allí caída y como muerta, con sus ojos de diamante fijos en los del pastor, erizándole el vello de la cara con el silbido de su boca triangular.  

 

El Poder de la Palabra
epdlp.com


SEMANA DEL 19 AL 25 DE ENERO

Virginia Woolf

Nace el 25/01/ 1882

Muere el 29/03/41

Virginia Wolf
Diario de una escritora (fragmento)

” Casi todo me atrae. Sin embargo se alberga en mí algún buscador infatigable. ¿Por qué no hay un descubrimiento de la vida? Algo para ponerle las manos encima y exclamar: “¿Es esto?” Mi depresión es un sentirme acosada. Estoy buscando: pero no, no es eso… no es eso. ¿Qué es entonces? ¿Tendré que morir sin haberlo encontrado? Y luego (como anoche, cuando atravesaba Russell Square) veo las montañas en el cielo: las grandes nubes; y la luna que se está alzando sobre Persia; tengo una grande, sorprendente impresión de que hay algo allí, que es “eso”? No es exactamente la belleza a lo que me refiero. Quiero decir que la cosa en sí basta: es satisfactoria; acabada. También una impresión de mi propia rareza, de la rareza de estar caminando sobre la tierra. También está ahí, la infinita extrañeza de la posición humana; estar atravesando Russell Square, con la luna allí arriba y las nubes como montañas. quién soy yo, qué soy, y todo el resto; preguntas que siempre flotan en torno: y de pronto doy de narices con algún hecho concreto -una carta, alguien- y vuelvo a ellos con un gran sentimiento de frescura. Y así continúa. Suelo toparme frecuentemente con este “eso”, y experimento entonces un gran reposo.  

 

El Poder de la Palabra
epdlp.com


 

SEMANA DEL 12 DE ENERO AL 18 DE ENERO

Agatha Christie

“La Reina del Misterio”

Nace el 15/09/1890

Muere el 12/01/1976

agatha1

Diez negritos (fragmento)

” Hasta el fiscal le había cumplimentado por su presencia de ánimo y serenidad. En suma, el juicio le fue favorable del todo. La misma señora Hamilton, le había testimoniado su gran bondad; solamente Hugo…Pero ella no quería pensar en Hugo. De súbito, a pesar del calor sofocante del departamento, se estremeció y deseó no ir ahora hacia el mar. Un cuadro se dibujaba con toda claridad en su mente. Veía la cabeza de Cyril subir y bajar de la superficie del agua nadando hacia la roca. La cabeza subía y bajaba…, aparecía y se sumergía…, y ella misma, Vera, nadando vigorosamente en su auxilio, pero sabiendo demasiado bien que no llegaría a tiempo… El mar…, sus aguas profundas, calientes y azuladas…, las mañanas pasadas tendidos sobre la arena…y Hugo…, Hugo…que le había dicho que la amaba.  

 

El Poder de la Palabra
epdlp.com


 

 

SEMANA DEL 8 DE DICIEMBRE AL 14 DE DICIEMBRE

BLAINE HARDEN

AUTOR: Blaine Harden

TÍTULO DEL LIBRO: Evasión del Campo 14. 

 

¿Cómo eres capaz de atiborrarte de comida si ni siquiera puedes plantar arroz?- le preguntó el vigilante. Ella se disculpó pero el guardia estaba cada vez más furioso. Arrodíllate en aquel borde elevado y levanta los brazos. Quédate en esa posición hasta que yo vuelva de almorzar.

La madre de Shin se arrodilló al borde del precipicio, bajo el sol, durante una hora y media, con los brazos levantados hacia el cielo. El chico se quedó cerca observando. No sabía que decirle. No dijo nada. Cuando el guardia regresó, le ordenó a la madre de Shin que volviera a trabajar. Débil y hambrienta, se desmayó en mitad de la tarde. Shin corrió a buscar al vigilante, suplicándole ayuda.

Durante las noches de verano, Shin y algunos otros muchachos se colaban en el huerto que había un poco más al norte el grupo de dependencias de cemento en las que vivían. Cogían peras verdes y pepinos y se los comían tan rápido como eran capaces. Cuando los pillaban los guardias los golpeaban con porras y los dejaban sin almuerzo en la escuela durante varios días. Sin embargo, a los centinelas no les importaba si Shin y sus amigos comían ratas, sapos, serpientes o insectos. Comer ratas no solo aliviaba los estómagos vacíos, también era esencial para poder sobrevivir.

Durante el invierno, la primavera y el principio del verano había mucho menos que comer. El hambre les hacía a él y a sus amigos de la infancia intentar tácticas que los prisioneros mayores del campo afirmaban que podían aliviar el malestar producido por un estómago vacío.

El chico siguió como siempre, cazando ratas, sustrayéndole comida a su madre y soportando siempre sus palizas.

(Evasión del Campo 14 Cap 1: El niño que se comía el almuerzo de su madre)

Shin Dong-hyukSHIN DONG-HYUK. Defensor de los Derechos Humanos.

 

 

 


 

 

SEMANA DEL 1 DE DICIEMBRE AL 7 DE DICIEMBRE

MARIO VARGAS LLOSA

1271860740441

PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2010

¿Has hecho bien en volver? Te arrepentirás, Urania. Desperdiciar una semana de vacaciones, tú que nunca tenías tiempo para conocer tantas ciudades, regiones, países que te hubiera gustado ver —las cordilleras y los lagos nevados de Alaska, por ejemplo— retornando a la islita que juraste no volver a pisar. ¿Síntoma de decadencia ¿Sentimentalismo otoñal? Curiosidad, nada más. Probarte que puedes caminar por las calles de esta ciudad que ya no es tuya, recorrer este país ajeno, sin que ello te provoque tristeza, nostalgia, odio, amargura, rabia. ¿O has venido a enfrentar a la ruina que es tu padre? A averiguar qué impresión te hace verlo, después de tantos años. Un escalofrío le corre de la cabeza a los pies. ¡Urania, Urania! Mira que si, después de todos estos años, descubres que, debajo de tu cabecita voluntariosa, ordenada, impermeable al desaliento, detrás de esa fortaleza que te admiran y envidian, tienes un corazoncito tierno, asustadizo, lacerado, sentimental. Se echa a reír. Basta de boberías, muchacha.

(La fiesta del chivo)


SEMANA DEL 24 AL 30 DE NOVIEMBRE

Juan Goytisolo

200px-Juan-goytisolo

España y los españoles (fragmento)
España, el término “España” no abarca por entero la realidad proteiforme de la Península. También es un mito, una palabra que ha envejecido y contra la cual el escritor debe emprender la guerra: una guerra desigual, un combate contra las quimeras, parecido al que libró el caballero don Quijote contra los amenazantes molinos de viento. Y, sin embargo, el mito existe: ahí está, fruto de la laboriosa elaboración del tiempo. En nombre de este mito la casta militar de Castilla se impuso a las minorías divergentes y a las zonas periféricas de la Península a finales del siglo XV. Bajo los Reyes Católicos, el ideal castellano, religioso y guerrero, lleva sucesivamente a la unidad nacional, a la desaparición del último reino árabe, a la expulsión de los judíos, al descubrimiento y a la conquista de América, a las guerras religiosas emprendidas en Europa en nombre de la Contrarreforma. Es un mito que, por su poder, produce un milagro comparable al de la victoriosa guerra santa de los árabes iluminados por la palabra de Mahoma: durante más de un siglo, la realidad parece ceder y doblegarse ante su sola presencia, y, en los dominios españoles de Felipe II, “jamás se pone el sol”. Asombroso vigor del mito, que sobrevive a la ineluctable decadencia del poder militar español. Los españoles más clarividentes, empezando por Quevedo, comprueban la ruina del país: ruina provocada por el mito, cierto, pero ruina gloriosa, embellecida a su vez por el mito y sostenida por él. En medio de una realidad decrépita, que se deteriora más y más, el mito se mantiene intacto y no quiere echarse atrás. Mito sin duda condenable, pero mito generador de distinciones y diferencias: abismo infranqueable entre España y el resto del mundo, circunstancia elevada a la categoría de “esencia”. Unamuno, y en general toda la generación del 98, se mantendrán, en el plano estético, fieles a esta identificación arbitraria, y en 1936, la mitad de los españoles se alzarán, una vez más, para defenderla, atrincherados detrás del mito como tras su última razón de ser.

 

El Poder de la Palabra
epdlp.com


 

SEMANA DEL 17 AL 23 DE NOVIEMBRE

Zorrilla-Jose-La-Leyenda-De-Don-Juan-Tenorio-Libro-498247833_ML

José Zorrilla, Don Juan Tenorio

Parte segunda, Acto I

La sombra de doña Inés

 

ESCENA II

 

[…]

 

ESCULTOR:

Oíd

la verdad pura.

 

DON JUAN:

Decid,

que me tenéis impaciente.

 

ESCULTOR:

Pues habitó esta ciudad

y este palacio heredado

un varón muy estimado

por su noble calidad.

 

DON JUAN:

Don Diego Tenorio.

 

ESCULTOR:

El mismo.

Tuvo un hijo este don Diego

peor mil veces que el fuego,

un aborto del abismo.

Un mozo sangriento y cruel

que, con tierra y cielo en guerra,

dicen que nada en la tierra

que respetado por él.

Quimerista, seductor

y jugador con ventura,

no hubo para él segura

vida, ni hacienda, ni honor.

Así le pinta la historia,

y si tal era, por cierto

que obró cuerdamente el muerto

para ganarse la gloria.

 

DON JUAN:

Pues ¿cómo obró ?

 

 

ESCULTOR:

Dejó entera

su hacienda al que la empleara

en un panteón que asombrara

a la gente venidera.

Mas con condición que dijo

que se enterraran en él

los que a la mano cruel

sucumbieron de su hijo.

Y mirad en derredor

los sepulcros de los más

de ellos.

 


 

SEMANA DEL 10 AL 16 DE NOVIEMBRE

Zorrilla-Jose-La-Leyenda-De-Don-Juan-Tenorio-Libro-498247833_ML

José Zorrilla, Don Juan Tenorio

 

 

En los años que han corrido
desde que yo le escribí,
mientras que yo envejecí
mi Don Juan no ha envejecido.
Y fama tal por él gozo
que se cree, a lo que parece,
porque Don Juan no envejece,
que yo he de ser siempre mozo:
y hoy el bravo Ducazcal
os anuncia en su cartel
que he de hacer aquí un papel,
que tengo que hacer ya mal.
Yo no soy ya lo que fuí:
y viendo cuán poco soy,
dejo a los que más son hoy
pasar delante de mi;
pues, por Dios,que por más brava
que sea mi condición,
la fiebre rinde al león,
la gota la piedra cava.
Aun latir mis bríos siento:
pero es ya vana porfía,
no puedo ya la voz mía
pedirle otra vez al viento:
y a quién me lo quiere oir
digo años ha por doquier,
que pierdo el sér de mi ser
y que me siento morir.


 

SEMANA DEL 3 AL 9 NOVIEMBRE

Albert Camus

Novelista, ensayista y dramaturgo francés.

Nació el 7 de noviembre de 1913 y murió en 1960.

Premio Nobel de Literatura en 1957

camus

El extranjero (fragmento)

Yo sentía una naturaleza tal que mis necesidades físicas desplazaban a menudo mis sentimientos. Cuanto más reflexionaba, más cosas desconocidas y olvidadas sacaba de mi memoria. Comprendí entonces que un hombre que no hubiera vivido más que un solo día podría sin esfuerzo vivir cien años en una prisión. Tendría bastantes recuerdos para no aburrirse.
(…)
Comprendí que había destruido el equilibrio del día, el silencio excepcional de una playa donde había sido feliz. Entonces disparé cuatro veces sobre un cuerpo inerte en el que se hundían las balas sin que lo pareciese. Fueron cuatro golpes breves con los que llamaba a la puerta de la desgracia.

 

El Poder de la Palabra
epdlp.com

 


SEMANA DEL 27 AL 2 DE NOVIEMBRE

 

Zorrilla-Jose-La-Leyenda-De-Don-Juan-Tenorio-Libro-498247833_ML

José Zorrilla, Don Juan Tenorio

Parte primera, Acto I

Libertinaje y escándalo

ESCENA XII

 

[…]

 

DON JUAN:

 

Como gustéis, igual es,

que nunca me hago esperar.

Pues señor, yo desde aquí,

buscando mayor espacio

para mis hazañas, di

sobre Italia, porque allí

tiene el placer un palacio.

De la guerra y del amor

antigua y clásica tierra,

y en ella el Emperador,

con ella y con Francia en guerra,

díjeme: ¿Dónde mejor?

Donde hay soldados hay juego,

hay pendencias y amoríos.

y, pues, sobre Italia luego

buscando a sangre y a fuego

amores y desafíos.

En Roma, a mi apuesta fiel,

fijé entre hostil y amatorio

en mi puerta este cartel:

Aquí está don Juan Tenorio

para quien quiera algo de él.

De aquellos días la historia

a relataros renuncio:

remítome a la memoria

que dejé allí, y de mi gloria

podéis juzgar por mi anuncio.

Las romanas caprichosas,

las costumbres licenciosas,

yo gallardo y calavera,

¿quién a cuento redujera

mis empresas amorosas?

Salí de Roma por fin

como os podéis figurar,

con un disfraz harto ruin,

y a lomos de un mal rocín,

pues me querían ahorcar.

Fui al ejército de España,

mas todos paisanos míos,

soldados y en tierra extraña,

dejé pronto su compaña

tras cinco o seis desafíos.

Nápoles, rico vergel

de amor, del placer emporio,

vio en mi segundo cartel:

Aquí está don Juan Tenorio,

y no hay hombre para él.

Desde la princesa altiva

a la que pesca en ruin barca,

no hay hembra a quien no suscriba;

y a cualquier empresa abarca

si en oro o valor estriba.

Búsquenle los reñidores;

cérquenle los jugadores;

quien se precie, que le ataje;

Y a ver si hay quien le aventaje

en juego, en lid o en amores.

Esto escribí; y en medio año

que mi presencia gozó

Nápoles, no hay lance extraño,

no hay escándalo ni engaño

en que no me hallara yo.

Por dondequiera que fui

la razón atropellé,

la virtud escarnecí,

a la justicia burlé,

y a las mujeres vendí.

Yo a las cabañas bajé,

yo a los palacios subí,

yo los claustros escalé,

y en todas partes dejé

memoria amarga de mí.

Ni reconocí sagrado,

ni hubo ocasión ni lugar

por mi audacia respetado;

ni en distinguir me he parado

al clérigo del seglar.

A quien quise provoqué,

con quien quiso me batí,

y nunca consideré

que pudo matarme a mí

aquel a quien yo maté.

A esto don Juan se arrojó,

y escrito en este papel

está cuanto consiguió,

y lo que él aquí escribió

mantenido está por él.


 

 

SEMANA DEL 20 AL 26 DE OCTUBRE

BENEDETTI

 MARIO BENEDETTI

1920-2010

Premio Nobel de Literatura

Cálculo de probabilidades

Cada vez que un dueño de la tierra
proclama
para quitarme este patrimonio
tendrán que pasar
sobre mi cadáver
debería tener en cuenta
que a veces
pasan.


 

SEMANA DEL 13 AL 19 DE OCTUBRE

 


PMODANO

 

 

PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2014

PATRICK MODIANO

Novelista y guionista francés nacido en 1945.

   Un expediente andaba rodando por encima de una mesa. A lo mejor era el del hombrecillo moreno de mirada espantada y rostro abotagado que nos había encargado que siguiéramos a su mujer, quien, por las tardes, iba a reunirse con otro hombrecillo moreno de rostro abotagado en una pensión de la calle de Vital, cerca de la avenida de Paul Doumer. Hutte se acariciaba pensativamente la barba, una barba canosa, corta, pero que se le comía las mejillas. Los ojos saltones y claros miraban al vacío. A la izquierda del escritorio, la silla de mimbre en que me sentaba yo durante las horas de trabajo. Detrás de Hutte unas baldas de madera oscura cubrían la mitad de la pared; había en ellas guías telefónicas y anuarios de todo tipo y de los últimos cincuenta años. Hutte me había dicho con frecuencia que eran herramientas de trabajo insustituibles de las que no pensaba desprenderse nunca. Y que esas guías y esos anuarios formaban la más preciada y la más emotiva biblioteca con que pudiera contar nadie, pues sus páginas recogían multitud de seres y multitud de cosas y de mundos desaparecidos, de los que ya sólo esos tomos daban testimonio. 

Fragmento de La calle de las tiendas oscuras

El Poder de la Palabra
epdlp.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: