biblioteca ies guadarrama

¡El Madrid más clásico!

Decía Percy Shelley que «somos todos griegos». Aunque en muchos casos es ya un tópico, aún hoy no puede exagerarse todo lo que de nuestra cultura le debemos a la Antigua Grecia y a Roma. De todos los tesoros que conservamos, hay pocos tan brillantes como, precisamente, la literatura que estas dos grandes civilizaciones nos legaron.

Es por ello que en el IES Guadarrama cuidamos enormemente de nuestros Estudios Clásicos, así como del estudio de la Literatura Universal. Y como una imagen vale más que mil palabras, nuestros alumnos de 1º de bachillerato de Latín y Literatura Universal han visitado, junto a los profesores Víctor y Arancha, el Museo Arqueológico Nacional en Madrid. El objetivo es sentir y abrazar, en primera persona, la cultura que vio nacer aquellas obras cuya importancia perdura hasta nuestros días.

Nuestros alumnos junto a Víctor, profesor de Latín.
Nuestros alumnos acompañados de Arancha, profesora de literatura.

Sin embargo, si en muchos casos el aprendiz supera al maestro, no debemos de olvidar que lo que griegos y romanos empezaron, muchos otros lo continuaron. Por ello, la visita terminó con un agradable paseo por Madrid, donde los alumnos pudieron descubrir muchos de los mitos y leyendas vinculadas a nuestra ciudad. Mitos y leyendas que conviven con nosotros en nuestro deambular cotidiano, y, sin embargo permanecen desconocidos.

Igualmente, no podemos dejar de recordar a nuestra querida compañera Amanda, garante ad infinitum de los Estudios Clásicos del IES Guadarrama.

¡Os animamos, como nuestros alumnos, a exponeros al Madrid más clásico y legendario!

Nuestra estrella es azul

En la vida hay pequeñas frases que consiguen grandes cosas. Frases que consiguen movernos, que nos invitan a reflexionar y que nos muestran horizontes por descubrir. Para la publicación de hoy retomamos un dicho judío, que dice lo siguente:

«SI todos tirásemos en la misma dirección, el mundo volcaría»

Proverbio judío

¿Qué sería el mundo si todos fuésemos iguales? Es esta reflexión, y el conocimiento de que la diversidad hace la fuerza, lo que mueve nuestro quehacer en el IES Guadarrama. Y no hay mayor ejemplo de esto que uno de nuestros mayores orgullos: el aula TEA con la que contamos en el centro.

Precisamente acompañar en su gran aventura a nuestros alumnos en el espectro da fuerza a nuestra comunidad y nos recuerda, día a día, que sin personas como ellos el mundo volcaría.

¡Hasta el día 11 de diciembre esperamos vuestras postales!

Por ello, desde la Biblioteca os invitamos a participar, de la mano de Isabel Romo Vicente, responsable del aula TEA, y de la Federación Austimo Madrid, en el concurso «Nuestra estrella es azul».

Tenéis hasta el día 11 de diciembre para enviar, en formato JPG, una postal navideña que nos ayude a combatir los muchos mitos que circulan sobre el autismo. Podéis consultar todas las bases más abajo.

¡Esperamos vuestras pequeñas frases!

https://autismomadrid.es/wp-content/uploads/2021/11/Bases_nuestra_estrella_es_azul_2021.pdf

Día Internacional contra la Violencia de Género

En la vida hay luchas que no pueden dejarnos indiferentes. Hay momentos en los que uno se ve obligado a actuar, cada cual desde sus posibilidades. Como decía Edmund Burke «Para que el mal triunfe, sólo es necesario que los buenos no hagan nada«.

A raíz del Día Internacional contra la Violencia de Género, nuestros alumnos de 2º y 3º de la ESO han realizado una serie de murales, con frases que nos recuerdan lo mucho que queda aún por hacer.

Desde la biblioteca, os invitamos a acercaros y leerlos, para así aprender de las palabras de la política Simone Veil «hay que realizar lo posible para alcanzar lo imposible».

Prohibido leer a Lewis Carroll

Cada uno de nosotros tenemos un libro especial. Un libro que siempre consigue arrancarnos una sonrisa. Que consigue estremecernos. Que consigue que volvamos a sus páginas una y otra vez, para encontrar en cada lectura algo nuevo.

Para muchos de nuestros alumnos uno de esos libros es «Prohibido leer a Lewis Carroll», una de las lecturas del curso de 1º de la ESO. Tanto es así que la aventura trasciende las propias páginas del libro, ya que la pandemia cortó la visita que sus autores iban a realizar a nuestro centro.

Casi dos años más tarde, por fin la aventura llega a su fin, de la mano de Juanjo Albaladejo, jefe del departamento de Geografía e Historia y director de nuestra biblioteca. Ayer, Diego Arboleda, autor del libro, y Raúl Sagospe, su ilustrador, vinieron al IES a firmar libros tanto a pequeños como a mayores, así como a explicar un poco los misterios que encierra el proceso creativo.

Les agradecemos enormemente su visita, que dejó a más de un alumno con ganas de más.

El Arte Total

El arte es tan antigua como el ser humano. A lo largo de la Historia nos ha acompañado, en cada uno de nuestros momentos: aquellos que nos arrancan una sonrisa, aquellos que nos hacen derramar alguna lágrima, e incluso aquellos que, mucho tiempo después, aún consiguen darnos escalofríos.

El arte es compañera de viaje indiscutible del espíritu humano. Y no hay ejemplo de esto más claro que cuando las artes se unen, cuando trabajan al unísono, para intentar alcanzar ese «algo» que nos hace humanos.

Este mes nuestra biblioteca ha sido el escenario de tal unión de la mano de Azucena Martínez Viñas, jefa de departamento de música y su grupo de música «Celtaria». Han dado un concierto magnífico, en el que tanto alumnos como profesores pudimos disfrutar de la magia que surge cuando la literatura se encuentra con la música.

Como decía el intelectual y político francés Alphonse de Lamartine «La música es la literatura del corazón, que comienza donde terminan las palabras«.

Taller de Escritura Creativa lírica

Todo gran artista comienza dando torpes pinceladas en un lienzo. Todo arquitecto ve sus maquetas derrumbarse al principio. Y todo gran autor comienza escribiendo versos furtivos en la esquina de una hoja de papel.

Como todo en la vida es empezar, nuestros alumnos de 4º de la ESO A y D se juntan en el taller de escritura creativa lírica cortesía del profesor José Luis Pérez Fuente, que impartimos en nuestra nueva «Aula del Futuro». Así no sólo conectan con el placer de la expresión escrita, sino que, quizás, sean los primeros pasos de una fructuosa carrera. Aquí os dejamos algunas de sus composiciones.

Greguerías

La blanca espuma del mar golpea

mis labios con ese toque de sal.

Lorena de Caldas, Alejandro Ares, Alba Buldón y Elisa Witek

La tarea del reloj es tan duradera que no tiene descanso.

Lucas Cañamero, Alberto Rodríguez-Solano y Carlos Figuero

Haikus

Olas azules

con un cielo tranquilo

terror oculto

Lorena de Caldas, Alejandro Ares, Alba Buldón y Elisa Witek

¿Cuánto veneno

se debería usar

para amarte?

(Lucas Cañamero, Alberto Rodríguez-Solano y Carlos Figuero)

Un viaje por la literatura universal

Cuando cogemos un libro, somos pocos los que nos preguntamos cuál es su historia. Sin embargo, no hay cosa que más nos acerque a ese sentir humano que empuja nuestras ganas de leer.

¿Qué movió al autor a escribir lo que escribió? ¿Qué circunstancias dieron lugar a sus preguntas, sus reflexiones, sus anhelos? ¿Cómo era el mundo en el que vivía y cómo condicionó su escritura?

Para responder a estas preguntas, nuestros alumnos de Literatura Universal han realizado unos murales de la evolución de la literatura universal. Desde las epopeyas de Gilgamesh escritas en tablillas de barro hasta la angustia de Yerma de García Lorca, en la biblioteca podéis encontrar un rincón para todas las épocas (y gustos).

Aquí tenéis algunas etapas

¡No os lo perdáis!

La Prehistoria más innovadora

Las mejores sorpresas en la vida son aquellas que menos te esperas. Aquellas que de repente se cruzan en tu camino y terminan por regalarte los mejores recuerdos.

Este mes de noviembre nuestra biblioteca ha sido el escenario de una de esas sorpresas. Los grupos de 1º de la ESO han participado en la actividad «La Caja Misteriosa», a cargo del profesor de Geografía e Historia y jefe de estudios adjunto Jairo Martín.

En ella, los alumnos, acompañados por una serie de padres voluntarios, debían de poner en práctica sus conocimientos acerca de la Prehistoria para abrir una caja sellada y descubrir el tesoro ¿Cuál sería el secreto?

Os dejamos algunas fotos de una jornada de la que nuestra biblioteca se siente orgullosa de haber formado parte ¡A ver si podéis descubrirlo el truco!

¡Volvemos a las andadas!

Queridos alumnos, lectores y amigos:

Somos muchos los que abrimos un libro buscando una gran historia. Una que nos haga reír o llorar. Que nos haga saltar de emoción o nos dé que pensar. Que nos permita evadirnos de nuestro día a día o que resuene con lo más profundo de nuestro ser.

Sin embargo, hay momentos en la vida en los que las historias trascienden el papel, y acabamos siendo protagonistas de nuestra propia novela. Así ha sido para la biblioteca, ante la pandemia mundial que vivimos.

Tras ser desmontada y reconvertida en aula para bachillerato, tras pasar por periplos extremos en los momentos más duros de la pandemia, nos llena de alegría poder decir que cerramos un capítulo y empezamos el siguiente. Por ello…

¡Reanudamos nuestra aventura!

Oficialmente la biblioteca vuelve a abrir sus puertas, y con ellas comienza nuestra actividad en las redes. Por ahora, queremos empezar rindiendo homenaje a la profesora Amanda Ledesma Pascal, catedrática de Griego en nuestro centro y recientemente fallecida en un trágico accidente.

Os dejamos los enlaces a su obra, que no sólo demuestran su enorme cultura, sino un talante que se ganaba los corazones de aquellos que se cruzaban en su camino.

http://www.estudiosclasicos.org/zzzportada/fallecimiento-de-la-profesora-amanda-ledesma/

¡No os perdáis nada de la programación que tenemos preparada para vosotros!

Dos poemas y una narración

Para finalizar la serie de publicaciones de alumnos y alumnas del centro durante el confinamiento, os proponemos la lectura de varios escritos de Beatriz Esteban de 4º ESO, dos poemas y una una breve narración con final sorprendente .

Bea, ¡gracias por compartir! Y desde la biblioteca de tu instituto te animamos a que no dejes de escribir.

Qué bonito es volver a volar,
Crear sin límites y sentirlo dentro
Igual que al principio
Tener esa sensación de estar viviendo.

Lo siento cerca, muy cerca,
Y al fin llega de nuevo,
Una ráfaga de aire fresco
Que emociona y deslumbra como luz en la oscuridad
Sin miedo por hacer notar su presencia.

Echaba de menos respirar sin agobio
Dormir sin preocupación
Y reír a carcajadas con alguien
Que gusto da tener a personas así
Que hacen sentir todo esto,
Personas así como tú.



 

Quiero crear algo nuevo,
Ser capaz de volar sin la necesidad de estar durmiendo.
Verme reflejada en el espejo,
Y verme como una obra de arte.

Crear magia con lo que digo,
Seguir creyendo en mí alrededor,
Sentir lo que pienso,
Amar lo que hago,
Tener lo que quiero.

Crear un vacío de locura,
Basándose en la verdad,
Soñar despierta mientras duermo,
O sentirme viva mientras muero.

No hay opción,
Crea, expresa, sueña,
Si no lo haces marchitarás,
Te romperás,
Y no podrás volar.



 

Bajé la ventanilla para respirar el aire fresco de enero. Llevábamos cinco horas de viaje, Marlo estaba dormido sobre las piernas de Igai, mientras que mi hermano acariciaba al pequeño mastín miraba por la ventana del coche escuchando música a un volumen tan elevado que casi podía escucharla. Mamá estaba dormida mientras que papá conducía, y a su vez yo disfrutaba de un silencio relajante y cómodo que pocas veces podía darse en nuestra familia.
Al cabo de hora y media después, mi padre nos despertó para bajar a comer en una
hamburguesería situada prácticamente al pie de la carretera. Igai cogió la correa y ató al perro, salimos los cinco del coche y nos dirigimos al interior del restaurante, pedimos la comida y salimos fuera para sentarnos en las mesas de picnic y así hacer compañía a Marlo, desenvolvimos la comida, añadí kétchup y mostaza, quité el tomate y me la comí rápido. Fui al baño mientras que los demás terminaban su almuerzo. Al entrar a este un chico se dio la vuelta y me miró extrañado, se subió rápido la bragueta del pantalón y me dijo:

-Creo que te has confundido de puerta.

Me quedé sumisa en una sensación de vergüenza y de humor propio, le pedí perdón, salí del baño del sexo opuesto y me empecé a partir de risa. Acabado mi ataque de carcajadas entre al lavabo correcto y momentos después me subí al coche. Esta vez mi padre decidió dormir y que fuese mi madre la que condujese, ella ya estaba descansada y podría hacerlo sin problema. Tras arrancar el coche reflexione sobre lo ocurrido en el aseo, pensé en qué pasaría si yo, aun siendo chica, me sintiese chico, seguramente tanto
humor no me causaría. 

Pensé en la frustración que debió sentir Igai cuando comenzó su cambio de género, cuando pasó de ser Ijada a ser Igai. Sentí lástima y rabia, así que me acurruqué en su brazo hasta quedarme dormida de nuevo. 
Cuando llegamos a nuestro primer destino, Santander, fuimos al alojamiento, estaba a un par de horas de la ciudad, en un pueblo llamado Añezo, cerca de un desfiladero, nos asignaron nuestras habitaciones, nos enseñaron todo el recinto y donde desayunaríamos los próximos dos días.
Tras el tour por la casa y su finca, subimos a la habitación para ducharnos, cogimos la ropa y nos vestimos para bajar a cenar. Nos sirvieron la cena, una ensalada césar para mamá, una ración de pulpo para papá, y una pizza para compartir. Me costaba recordar cuanto hace que no pasábamos una cena tan divertida como aquella, mamá estaba feliz escuchando las anécdotas de cuando ella y papa eran jóvenes, nosotros nos reíamos mucho cuando contaba la historia de su pedida de mano y el tropiezo en la fuente. Era bonito. Lo echo de menos.
Al acabar de cenar decidimos salir a dar un paseo por el tremendo jardín. Mientras que Marlo correteaba de un lado a otro, y nuestros padres hablaban del siguiente destino, Igai y yo nos acercamos a una fuente situado delante de la gran mansión para alojarse.
No sentamos a hablar de todo lo ocurrido durante el viaje, y lo que nos gustaría hacer en los próximos días. Vimos a una chica y aun chico que parecían hermanos. Nos acercamos a ellos:

-Hola, ¿sois de por aquí cerca?, no me sonáis-. Dijo ella con cara de no haber visto a gente
desde hace tiempo. Nos sentamos tras oír los bonitos nombre de Adara y Marco, charlamos durante horas oyendo la fuente de fondo, viendo a los perros de otros huéspedes jugar con el nuestro, e incluso acabamos contando anécdotas como si nos conociéramos de siempre.

Nos llamó mi padre para ir a dormir, subimos a la habitación, y mientras que nuestros padres dormían en la pared adyacente, nosotros dos opinamos de los hermanos. Nos dijeron que eran mellizos, así que decidimos llamarles así cuando queramos referirnos a los dos por igual.
Me desperté poco después de haberme dormido completamente. Había un ruido, alguien
tirando piedras a la ventana. Con miedo desperté a Igai, este abrió la ventana y vio la silueta de dos jóvenes similares a los mellizos. En efecto, eran ellos.
Tras dudar un buen rato decidimos coger el abrigo, y a hurtadillas, con cuidado y de forma silenciosa abrimos la puerta y bajamos a donde nos esperaban. Al encontrarnos con ellos nos llevaron a un granero viejo y antiguo que estaba detrás de la piscina, al otro lado del recinto.
Cuando quisimos llegar allí, estábamos empapados por el riego automático, suerte que había sudaderas viejas con el nombre del alojamiento y un numero de contacto en la parte delantera, estaban en una caja, debía de ser una estrategia de márquetin que no salió del todo bien y decidieron guardarlas para no perder la inversión. El granero era grande, de un color rojizo algo desgastado y una puerta metálica con una cadena y un candado atado a ella. Adara se acercó e introdujo la llave en el candado. Al entrar se podía ver una gran cantidad de paja a los lados, si levantabas la vista un poco más, estaba medio aguardillado de madera blanca que nos acompañaría durante esos días.

A %d blogueros les gusta esto: